Quienes somos

Por dónde empezar a hablar sobre un sueño que se ha hecho realidad en el transcurso de los años, habiendo trabajado desde muy jovencitos en este sector tan complicado que es la hostelería. Empezaremos presentando a Manalo Morón “Manu” como lo llaman sus amigos y su hermano Francisco Morón “Patxi” para los que lo conocen. Estudiaron juntos en la escuela de hostelería de Barcelona, una de las escuelas más antiguas y prestigiosas de Barcelona y allí se formaron como profesionales y crecieron como personas, gracias a esos profesores con tanto talento.

 

1

Después  de estudiar tenían que poner en práctica los conocimientos que adquirieron en la escuela, Manu trabajando en restaurantes con una gran calidad junto con hoteles de prestigio, Patxi, sin embargo, decidió irse al País Vasco a trabajar, exactamente al Museo Guggenheim de Bilbao, en el restaurante de Martín Berasategui. Allí conoció a Rafa Nieto en su momento sommelier del restaurante, unos de los culpables que siguiera sus pasos para continuar su aprendizaje como profesionalidad del sector. Así que realizó un curso de sommelier en la escuela de Artxanda en Bilbao. Mientras estudiaba empezó a trabajar en diferentes establecimientos de la ciudad para poder descubrir las técnicas que esa ciudad practicaba. Allí estuvo cinco años maravillosos descubriendo experiencias y sensaciones.

 

2

Mientras tanto Manu estaba preparándose para realizar ese sueño. Empezó a formarse como jefe de equipo para poder dirigir a los trabajadores de la empresa y tener esa experiencia que le faltaba. Una vez terminado nuestro aprendizaje Manu fue en busca de su hermano a Bilbao. En el transcurso a Barcelona pensaron como se llamaría esa pequeña pero grande enoteca, juntos dirección a Barcelona tuvieron mucho tiempo para pensar en el nombre de establecimiento, tenían claro que sería de vinos, así que les faltaba ese dos tan característico de esa enoteca, de los dos hermanos que realizarían ese emprendedor proyecto.

El 4 de abril del 2009, se inauguró el 2 de Vins, un éxito total, nunca olvidaremos esos amigos,  familia y vecinos que nos apoyaron en ese inicio tan difícil. Era la hora de poner en práctica esos conocimientos adquiridos en el transcurso de los años. Los primeros seis meses fueron los más duros: era por la influencia de la gente y tan poco personal, eso significaba que los hermanos tenían que realizar horas extraordinarias, era el momento de contratar personal para poder seguir adelante. En estos momentos podemos decir que detrás de esa barra tenemos unos profesionales que hemos formado para que el cliente se sienta cómodo al entrar en 2 de Vins, sus nombres son: Desiré, Noé, Sandra, de la sección gastronómica se encargan: José e Isabel, profesionales en su sector. También quieren agradecer a sus padres Manolo Morón y María Aurora Díaz que indirectamente o directamente les ayudan a que este sueño siga evolucionando. También queremos agradecer  a nuestros clientes que han confiado en 2 de Vins.  Seguiremos trabajando para sorprender y que nuestros clientes puedan salir con una sonrisa en la cara.